Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

ESTO ES LA GUERRA

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.   Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.   Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.   Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego de…

Una historia sobre salvación.

¡En esta ocasión contamos con otra aportación de una peregrina contemporanea!
Permite, hermano peregrino, amigo o vecino, que te cuente un cuento, de esos que a los que entienden, les deja sin aliento… Érase una vez un Rey. Éste era un Rey bueno, muy poderoso, tenía cuidado de todos sus siervos, incluso de aquellos siervos malvados que, a menudo, le traicionaban. Tenía un Hijo, éste también era bueno, servicial, muy obediente, la viva imagen de su Padre. Un día el Rey decidió buscarle una esposa. Investigó acerca de todas las mujeres de su reino, preguntó por su carácter, su educación… pero no encontró ninguna digna casarse con su unigénito. Entonces el Rey ideó un plan especial. Puesto que era muy amoroso decidió buscar a la mujer más pobre, la menos merecedora de morar en su castillo, aquella que siempre andaba sucia por las calles para prepararla para su Hijo. Cuando la encontró ordenó llamarla y llevarla al castillo. Por desgracia el Rey tenía un enemigo que siempre intentaba boicot…

El que piense estar firme

“Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga1 Corintios 10:12
Antes de entrar al análisis de 1 Corintios 10:12 veamos su contexto:
Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar.Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil.  Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.                                                                                                      1 Corintios 10:6-11
Podemos observar una fuerte advertencia  en 1 Corintios 10:6-11 con una breve pero clara exposició…